viernes, 5 de marzo de 2010

Conversación con Selma Samur

Aunque me invitaron a un conversatorio con la candidata al Senado, prefiero hablar de conversación, que es un término castizo. Conversatorio es más bien el lugar donde se conversa, lo mismo que locutorio es un sitio donde se habla y dormitorio lo es donde se duerme.

Pues bien, en la conversación que sostuvo con varias personas en Medellín, Selma se refirió primero que todo a sus temas de campaña, que versan principalmente sobre la acción pro-vida, la defensa de la familia, la educación sexual,  la  reforma del sistema de salud, la profesionalización de la política, el voto obligatorio y la lucha contra la corrupción.

La acción  pro-vida comprende varios sub-temas, tales como el no al aborto, el rechazo a la manipulación de embriones humanos, la eutanasia, la eugenesia y la protección de la mujer gestante.

Lo que entiende por profesionalización de la política, según la explicación que dio, toca con la preparación del personal sobre todo de las administraciones municipales. Por su experiencia en Sucre, se ha dado cuenta de que muchos alcaldes carecen de nociones elementales de manejo de la cosa pública, como la interpretación de un presupuesto y temas afines, por lo que caen en manos de asesores inescrupulosos que hacen de las suyas.

Su conocimiento de la administración departamental de Sucre y luego del funcionamiento del Senado, a cuyo servicio ejerció la Dirección Administrativa, la ha sensibilizado respecto del tema de la corrupción que afecta al Estado en todos sus niveles. Pruebas al canto: tuvo que frenar a un Presidente del Senado que estaba gestionando la contratación de servicios para una emisora de televisión inexistente; en el Ministerio de Transporte están inventariadas unas carreteras pavimentadas que son trochas intransitables.

Los casos de corrupción que denunció ante la Fiscalía cuando tuvo a su cargo la Dirección Administrativa del Senado dieron lugar a que sus enemigos la persiguieran con amenazas de muerte y con investigaciones exhaustivas con las que pretendían llevarla a la cárcel. Salió avante en todas ellas, pero tuvo que renunciar a su puesto.

Ese proceso tan traumático la acercó a Dios. Es persona profundamente religiosa que quiere dar testimonio de su fe dedicándose a un apostolado, el del bien común.

Cuando le preguntan qué ha hecho para justificar su aspiración al Senado, exhibe su brillante hoja de servicios en el sector público y en el privado, de lo que da cuenta al perfil que exhibe su página en red. Pero agrega que es bueno que le pregunten qué no ha hecho, a lo que responde con entereza:

-No me he sentado a negociar con guerrilleros, ni con paramilitares, ni con narcotraficantes.
-No he recibido comisiones de contratistas con el Estado, ni cuotas de servidores públicos.
-No he cometido delitos electorales.
-No he hecho nada que impida que cuando gane la elección me puedan decir Honorable Senadora.

No tiene compañeros de fórmula para la Cámara de Representantes porque el sistema que se ha impuesto en la práctica entraña que el candidato al Senado distribuya ingentes sumas de dinero entre aspirantes a la Cámara y concejales que le ofrecen los votos con que cuentan en regiones y municipios.

De ese modo, mientras que la suma autorizada para gastos en las campañas senatoriales es algo superior a los $ 600,000.000, de hecho hay campañas que cuestan hasta $ 40.000.000.000. El voto en algunas regiones se está cotizando a razón de $ 110.000 por cada uno.

Con una serenidad que conmueve, manifiesta que está en manos de Dios. Si Dios quiere que llegue al Senado a librar  sus batallas, iluminará a  los 50.000 electores que se requieren. De lo contrario, buscará otros escenarios para su misión.

Es una mujer fuerte, corajuda, de principios.

3 comentarios:

  1. Usted es un hombre inteliogente y como tal entiende a los inteligentes. Felicitaciones por ese comentario sobre SELMA SAMUR. Su artìculo tiene la fuerza, la sencilleza, la contundencia, la coherencia, la sinceridad, el analisis y la fluidez de Selma. Un aabrazo: Blas Piña Salcedo

    ResponderEliminar
  2. Doctor Vallejo: Tambien le invito a visitar mi blog: dialogosconblas.blogspot.com. Blas

    ResponderEliminar